El próximo 23 de abril abrirá sus puertas el primer centro dedicado exclusivamente al mundo de los dinosaurios en la provincia de Zaragoza

En 1989, Alfonso Meléndez, profesor de la facultad de Geología de la Universidad de Zaragoza recientemente fallecido, descubrió una enorme huella conservada en las rocas de los alrededores de la localidad zaragozana de Villanueva de Huerva. Se trataba de una icnita dejada por un dinosaurio terópodo que paseaba por esta región hace 135 millones de años, durante el Cretácico Inferior. Años más tarde, unos estudiantes de geología encontraban pequeños huesos de vertebrados pertenecientes a dinosaurios durante una salida de campo. Habían descubierto el yacimiento Pochancalo que ha revelado un ecosistema cretácico compuesto por peces, tortugas, cocodrilos, pterosaurios, dinosaurios y mamíferos gracias a las investigaciones llevadas a cabo por los paleontólogos del Grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza. En el Centro de Interpretación “Dinosaurios de Zaragoza” los visitantes podrán aprender cómo se descubrieron estos yacimientos, cómo es el trabajo de los paleontólogos y entender cómo era el paisaje de Aragón hace 135 millones de años o qué animales poblaban sus tierras.

Este centro, dedicado al registro fósil del Cretácico Inferior aragonés y en especial a los fósiles encontrados en Villanueva de Huerva, comenzó a gestarse en el año 2019 como parte del proyecto de gestión turística del Ayuntamiento de Villanueva de Huerva para la puesta en valor de los fósiles de dinosaurios encontrados en la localidad. El proyecto, que ha incluido obras de ampliación y acondicionamiento del yacimiento El Paso y la musealización del centro de interpretación, ha contado con una inversión municipal por valor de 140.000€. El edificio donde se ubica, de casi 100 m², perteneció a las antiguas escuelas de Villanueva y ha sido musealizado por la empresa aragonesa Paleoymás. El espacio se compone de paneles interpretativos que dan a conocer de forma sencilla y didáctica aspectos relacionados con los dinosaurios y otros fósiles encontrados en la Comarca Campo de Cariñena. Este centro cuenta con espacios dedicados especialmente a los niños y niñas, como el Rincón del joven paleontólogo, donde pueden hacer uso cómodamente de una biblioteca, juegos interactivos, pinturas, y también un photocall con la mascota Toki, un dinosaurio manirraptor de 3 metros a quien el público podrá conocer gracias a una maqueta situada en el jardín del edificio.

Dinosaurios de Zaragoza nace como centro satélite del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, gracias a un convenio de colaboración firmado entre la Universidad y el Ayuntamiento de Villanueva de Huerva. Los fósiles que se podrán ver en el centro pertenecen a las colecciones del MCNUZ que, además, ha realizado parte del asesoramiento científico de la exposición.

Como parte de sus actividades, el centro ofertará diversas rutas guiadas como “El sendero de los dinosarios” una ruta familiar por el entorno del río Huerva hasta llegar a los yacimientos de huellas fósiles de dinosaurios. Dinosaurios de Zaragoza abrirá de martes a domingo. De martes a viernes sus visitas se dedicarán a grupos escolares, y los sábados, domingos y festivos a grupos familiares. Todo ello con reserva previa a través de la página WEB dinosauriosdezaragoza.com.