Licenciada en Geología por la Universidad de Zaragoza, desde 2012 es miembro del Grupo de investigación Aragosaurus-IUCA de la misma universidad. Es en el seno de este grupo de investigación en el que ha realizado su tesis doctoral, centrada en el estudio de los fósiles de quirópteros del Cuaternario en yacimientos de Aragón y Atapuerca. Recibió la mención de Doctora “Cum Laude” en enero del año 2019.

“Desde muy joven me interesé por la paleontología, y desde que comencé la licenciatura tuve claro que era esta rama en la que me quería especializar. Mi principal interés han sido siempre las faunas del Cuaternario. Desde el 2011 he tenido la oportunidad de participar en las campañas de excavación de los yacimientos de Atapuerca (Burgos), en el equipo de lavado de sedimento y recuperación de fósiles de microfauna. La elección del orden Chiroptera como tema central de mi tesis fue hasta cierto punto fortuita, pero después de tantos años de estudio puedo decir que también fue afortunada. Encuentro a los murciélagos cada vez más fascinantes: desde su adaptación al vuelo activo, con todas las peculiaridades anatómicas que conlleva, hasta su comportamiento, estructura social y la forma de relacionarse entre ellos.”

Desde Octubre del 2019 se encarga de la gestión de las colecciones, así como la preparación de la exposición permanente del museo.