Nuevos dientes de dinosaurios carnívoros nos han llegado al museo

Acaba de publicarse un nuevo trabajo liderado por el aragosaurero Antonio Alonso sobre dinosaurios en la prestigiosa revista Journal of Iberian Geology. En este trabajo se aborda el estudio de la paleobiodiversidad de dinosaurios terópodos de la parte media de la Formación Blesa (Barremiense, Cretácico Inferior) a partir de los dientes aislados encontrados en el yacimiento de Barranco del Hocino 1, en el entorno de la localidad de Estercuel (Teruel). Son fósiles depositados en el Museo

El yacimiento, descubierto por el aficionado a la Paleontología Juan Rubio, ha sido objeto de tres campañas de excavación por parte de nuestro grupo Aragosaurus-IUCA en la cuales se han recuperado restos fósiles fragmentarios de dinosaurios ornitópodos, terópodos y tireóforos junto con restos de crocodilomorfos y coprolitos. Hasta ahora lo más significativo son los dientes aislados de terópodos objeto de esta nueva publicación.

Los dientes aislados de terópodos son habituales en el registro fósil debido a la dureza del esmalte y  al reemplazo constante de dientes en estos tetrápodos, pudiendo generar un único individuo cientos de dientes en el transcurso de su vida con posibilidad de fosilizar. Su estudio tiene un gran interés dada la escasez de otros restos craneales y postcraneales en el registro de los terópodos, siendo muchas veces el estudio de los dientes la única forma de conocer la biodiversidad de estos dinosaurios conservadas en los yacimientos del Cretácico Inferior de Teruel.

El estudio de los caracteres cualitativos, la realización de mediciones morfométricas y el análisis estadístico de tipo multivariante junto a análisis cladístico ha permitido asignar los dientes aislados al clado Tetanurae. Más específicamente se ha identificado la presencia del conocido grupo de los dinosaurios espinosáuridos, con dientes cónicos ormanentados de estrías longitudinales, grupo al que se le ha atribuido una estrategia de alimentación predominantemente piscívora e incluso adaptaciones semiacuáticas. El otro grupo representado es el clado Carcharodontosauria, con dientes curvados y aplastados con los márgenes recubiertos de una fina serración, semejantes a cuchillos de cortar carne. Estos dientes tienen caracteres muy similares a otros dinosaurios carnívoros de la misma época como Neovenator de Inglaterra o Erectopus de Francia.

El estudio además pone de manifiesto el potencial fosilífero del término municipal de Estercuel, donde hasta el momento no se habían registrado restos de dinosaurios y otros vertebrados del Mesozoico. Los yacimientos encontrados sitúan a esta localidad con un gran potencial para conocer la biodiodiversidad de vertebrados del continente en el Barremiense de esta parte de la península ibérica. 

La referencia completa es: Alonso, A., Gasca, J.M., Navarro-Lorbés, P., Rubio, C. y Canudo, J.I. (2018). A new contribution to our knowledge of the large-bodied theropods from the Barremian of the Iberian Peninsula: the "Barranco del Hocino" site (Spain). Journal of Iberian Geology https://doi.org/10.1007/s41513-018-0051-9

No hay comentarios.

Agregar comentario