Los Batanes (Biescas, España), un refugio de murciélagos de herradura en los Pirineos durante el Pleistoceno tardío

La cueva C-4 o Los Batanes es un yacimiento paleontológico situado en la Sierra Tendeñera (Biescas), en los pirineos aragoneses. La cueva se abre a una altura de 1025 m sobre el nivel del mar, en el flanco norte de un río tributario del Gállego en su vertiente este. Los fósiles de los Batanes se encuentran depositados en el Museo de Ciencias Naturales de la UZ.

En el relleno sedimentario de su interior se han recuperado numerosos restos de bucardo, y una importante acumulación de murciélagos o quirópteros. Uno de los restos de bucardo presentes en la asociación ha sido fechado mediante radiocarbono en 15.234 ± 223 cal años de antigüedad. Entre los restos de pequeños vertebrados recuperados, destaca la clara dominancia del orden Chiroptera frente a otros grupos de animales generalmente más abundantes en este tipo de yacimientos. Los taxones de quirópteros identificados, en orden de abundancia, son: Rhinolophus euryale, Rhinolophus ferrumequinum, Myotis sp. y Miniopterus schreibersii. Se trata mayoritariamente de especies ligadas al clima mediterráneo, lo que sugiere que en el momento de la acumulación el clima imperante en la zona era similar al actual. Teniendo en cuenta la datación absoluta obtenida, podemos situar el depósito de la acumulación en un momento de regresión local de la cobertura de hielo en el valle del Gállego en el final del Pleistoceno Superior (Máximo Tardiglaciar).

Como principales aportaciones del trabajo, cabe destacar que la asociación de murciélagos de final del Pleistoceno Superior de Los Batanes proporciona el registro cuaternario de mayor altitud en los pirineos españoles para los dos murciélagos de herradura presentes, Rhinolophus euryale y Rhinolophus ferrumequinum. Se trata además de una altura muy próxima al máximo altitudinal registrado en la actualidad para ambos. Por otro lado, la clara afinidad mediterránea de la asociación, junto con la altitud de la cueva, sugiere que incluso en un periodo de tiempo caracterizado por la inestabilidad climática como fue el Máximo Tardiglaciar, las condiciones climáticas locales pudieron ser tan benignas como en la actualidad en momentos puntuales de regresión de la cobertura de hielo. Por último, la presencia de Rhinolophus euryale (actualmente considerada una especie vulnerable debido sobre todo a la degradación y pérdida de su hábitat de caza dentro y fuera de España) en un yacimiento con estas características geográficas y cronológicas podría ser un indicador de la relativa rapidez de este taxón en expandirse hacia regiones más altas durante los breves pulsos de clima favorable.

La referencia completa del trabajo es:

Galán, J., Núñez-Lahuerta, C., Sauqué, V., Rabal-Garcés, R., Cuenca-Bescós, G., & López-García, J. M. (2018). Los Batanes (Biescas, Spain), a roost site for horseshoe bats in the Pyrenees during the late Pleistocene. Quaternary International. https://doi.org/10.1016/j.quaint.2018.04.015

No hay comentarios.

Agregar comentario