Tres magníficos ejemplares de yeso llegan a nuestro Museo

Uno de los objetivos del proyecto de la recuperación de las minas olvidadas de Aragón es crear una colección de minerales aragoneses. Querem0s conseguir una muestra que se conserve en una institución pública (nuestro Museo), y que pueda ser visitada y disfrutada por todos nosotros. Para ello contamos con la colaboración de las personas que quieran donar algún ejemplar. A medida que recibamos las piezas iremos mostrando los ejemplares más interesantes.

El geólogo Sebastián Gargallo nos ha donado tres magníficos ejemplares de yeso de diferentes lugares de Aragón. Queremos destacar un gigantesco y transparente cristal proveniente de la Formación Escucha (Cretácico inferior) de Teruel. En la fotografía se puede ver como la transparencia del yeso permite ver inclusiones negras en su interior. Se trata de pequeñas partículas carbonosas. Hace unos meses publicamos cómo se formaban este tipo de cristales de yeso.

 

El segundo yeso que Sebastián ha donado al Museo es una magnífica rosa del desierto del Bajo Aragón, recuperada en Castelserás (en la fotografía aparece con una moneda de dos euros a modo de escala). Este ejemplar está formado exclusivamente por cristales de yesos que se entrecruzan en diferentes direcciones. Es algo distinto a las típicas rosas del desierto del norte de África, que están cubiertas por una pátina de granos de arena distintiva. Las rosas del desierto como la que nos ha donado Sebastián se forman en la actualidad en lugares con mucho yeso. Hay bonitos ejemplos en el Terciario de Zaragoza y Teruel.

 

El tercero es un ejemplar menos habitual, también procedente de Castelserás. Se trata de una acumulación de cristales de yeso de color marronáceo. En una de las dos fotografías de este ejemplar, se puede ver que los cristales están alineados. En la otra imagen se observa el lado contrario, que presenta una superficie cristalina y transparente.

 

Los tres ejemplares pasarán a formar parte de la prevista exposición de minerales aragoneses del Museo. Gracias Sebastián.

Las fotos son de Isabel Pérez Urresti.

1 Respuesta

  1. En el tercer cristal, lo que parece ser una cara plana no es sino un plano de exfoliación. Las verdaderas facetas del ejemplar son las múltiples que pueden verse en el lado opuesto del ejemplar. Desconozco si sería correcto llamarlo "macla polimíctica", pero realmente se trata de una serie de malas.

Agregar comentario